Saltar al contenido

Los Secretos de la Temperatura Caldera en Calefacción

temperatura caldera calefaccion

Conocer todo sobre la temperatura de la caldera es sumamente importante ya que es un componente esencial en toda vivienda cada vez que llega el invierno, debido a esto tenemos que mantenerla en las mejores condiciones para evitar estropearla.

¿Cuál es la temperatura recomendada caldera calefacción?

La temperatura recomendada caldera calefacción si nos guiamos por el Instituto para la diversificación del ahorro y la energía, se ubicaría entre 19 y 21 °C tomando en cuenta que por cada grado aumentado el consumo se eleva un 7 %, lo que repercute en la factura eléctrica.

Pero esto dependerá de la percepción que tenga cada persona sobre la temperatura ya que algunos pueden requerir una temperatura mayor o menor para poder sentirse cómodos, siendo algo subjetivo la llamada temperatura de confort.

¿Y la temperatura del agua de la caldera para la ducha?

La temperatura del agua de la caldera para la ducha puede variar dependiendo de la temperatura ya que durante los meses fríos podremos encontrar días donde necesitaremos subir la temperatura, pero por lo general entre 40 y 50 °C se considera aceptable.

¿Porqué esa diferencia de temperatura entre la calefacción y el agua sanitaria?

Para comprender la diferencia de temperatura entre la calefacción y el agua sanitaria tenemos que tener en cuenta que los radiadores poseen válvulas termostáticas con las cuales regulan su temperatura automáticamente.

Esta autorregulación permite mantener las estancias a una temperatura adecuada según se requiera ya que no debe calentar con la misma intensidad cada habitación. Por lo que el agua sanitaria se encontrará siendo regulada a una temperatura diferente.

Diferentes calderas y temperaturas según tecnología

Existen diferentes tipos de calderas y cada una maneja temperaturas según su tecnología, dentro de las cuales destacan las siguientes.

Temperatura caldera condensación: Oscila entre 50 y 60 °C pero durante los días muy fríos podría aumentarse.

Temperatura caldera mural mixta: En estos casos el agua suele encontrarse entre 40 y 50°C.

Temperatura caldera con cumulador incorporado o externo: Se regulan a 55 °C.

Temperatura del agua de los radiadores de alta y de baja

Antes de saber la temperatura del agua de los radiadores de alta y baja debemos tener en cuenta que los radiadores poseen válvulas con cabezales termostáticos, lo que les permite regular su temperatura automáticamente.

La temperatura del agua para radiadores de alta no debería superar los 60 °C mientras que la temperatura de los radiadores de baja deberá oscilar entre 35 y 40 °C.

Consejos para regular la temperatura de calefacción  perfectamente

Para mantener las calderas con un buen funcionamiento debemos seguir una serie de consejos para regular la temperatura de calefacción perfectamente para evitar todo tipo de problemas.

Verifica periódicamente las diferentes tomas, agua, gas, red y electricidad para comprobar su estado.

Mantén la presión de agua de la caldera a 1.2 bares solo variando por encima o por debajo un 25%.

Regula la temperatura para que la caldera pueda trabajar de manera óptima, recuerda emplear las temperaturas recomendadas para cada tipo de caldera solo variando cuando los días sean más fríos.

Recuerda regular la temperatura del ambiente, tomando en cuenta las variaciones durante el día y la noche para crear un ambiente cómodo alcanzando la temperatura confort. Durante el día entre 19 y 21 °C y en las noches de 17 a 18 °C.

Un termostato instalado permite programar la caldera para que se encienda cuando solo sea necesario.

Purga los radiadores una vez al año antes del invierno.

Las válvulas termostáticas y los cabezales termostáticos permiten un ahorro energético entre 8 y 13%.

Evita colocar objetos como ropa o muebles delante de los radiadores ya que pueden interferir con la difusión de aire caliente.

En caso de tener una caldera antigua es hora de cambiarla por una más moderna como las de condensación.

Evita que el depósito quede vacío para llenarlo, ya que las impurezas pueden colarse y afectar el funcionamiento de la caldera.

Enciende la caldera luego de algunas horas después de llevar el depósito.

Con estos consejos y una revisión anual a tu caldera podrás mantenerla en buen estado para que se prepare adecuadamente para los meses más fríos del año en donde agradecerás haber tomado tus precauciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *