Saltar al contenido

Calderas Atmosféricas

calderas atmosfericas

Las calderas atmosféricas son un tipo de caldera que para funcionar, necesitan tomar el aire de la estancia en donde se encuentran ubicadas. De esta forma, para poder garantizar el correcto funcionamiento de la caldera, el lugar en donde se instala debe de presentar unas condiciones que posibiliten su funcionamiento, como que por ejemplo, se encuentre ventilado.

Estas calderas atmosféricas son bastante más antiguas que muchos de los modelos que puedes encontrar hoy en días y si tienes una de estas calderas en funcionamiento, debes de saber que algunos de estos modelos hoy en día ya se encuentran prohibidos.

Las calderas atmosféricas están prohibidas

En 2010, se prohibió la instalación de los modelos de calderas atmosféricas debido a que la cámara en donde se llevaba a cabo su proceso de combustión no se encontraba aislada de forma segura del local en donde se instalaba, lo que suponía un riesgo para sus usuarios.

Pese a esto, es evidente que en años anteriores pudieras tener instalada una caldera atmosférica. Sin embargo, aunque tengas una de estas calderas instaladas antes de 2010, tampoco estás libre de que pueda seguir funcionando. Todas estas calderas que fueron instaladas con anterioridad y que tengan una potencia igual o inferior a 70 kw, están prohibidas, por lo que si es tu caso, deberías de estudiar el cambiar de caldera.

Pensar en una caldera de condensación

Si ha llegado el momento de cambiar de caldera ya que debido a esta normativa tu caldera atmosférica no puede seguir vigente, es un buen momento para valorar una caldera de condensación.

Estas calderas son mucho más eficientes que cualquier otro modelo y también potencian el ahorro energético. De esta forma, conseguimos una caldera que ofrece tanto calor como agua caliente sanitaria de manera mucho más efectiva, sin tener que gastar una gran cantidad de combustible para ello.

Si tienes una caldera atmosférica en casa, a buen seguro que no puedes disfrutar de ninguna de las nuevas tecnologías con las que vienen equipadas todas estas calderas de condensación.

Poder programar tu caldera a tu antojo, disponer de agua caliente de forma inmediata o poder manejar la misma desde fuera de casa, son algunos de los aspectos que demuestran lo que han evolucionado estas calderas con el paso de los años en donde además de ofrecer una mejor y mayor cantidad de servicios, son mucho más seguras para sus propietarios.